Imperial Cleaning

Organización Editorial Mexicana

Mintiendo y traicionando a su familia? A mi me encantan los hombres mayores, nos tratan bien y a diferencia de los jovenes de ahora tienen otro tipo de valores, un hombre mayor siempre va a buscar complacer y agradar, los jovenes tienen mucha inmadurez.

Siempre Innovando


Que a todo hay quien gane Sale silbando tranquilamente entre los guardias. Mujer ha de ser para tanto ruido. Quedaos a este lado; pasad vos al otro. Yo soy una honesta doncella, limpia hasta hoy de moros y cristianos, dura con los galanes como un alcornoque y entera entre ellos como la salamanquesa en el fuego. Yo soy un pobre tratante de ganado de cerda. Sopla fuerte y largo. Llora a gritos y manantiales. Basta de palabras y de gemidicos.

Son toda mi fortuna. Sale con grandes reverencias. Ahora sabremos la verdad. Lo que sea no ha de tardar en sonar. Oyese fuera la voz de la mujer, clamando. Sale la mujer sollozando protestas. Conque mucho ojo, y que no os vuelva a soplar el diablo.

Que es privilegio de su cargo toda la gloria del triunfo o el honor de morir los primeros en la batalla. Comienza a despojarse de sus insignias. Si no os hice mucho bien, tampoco quise haceros mal. Desnudo naci, desnudo me hallo: El Padre del Mancebo. El Padre de la Moza. Y sabed que yo soy Patronio, criado y consejero del muy ilustre conde Lucanor, el cual ha por costumbre consultarme en cuantas dudas le acaecen. La moza es brava, pero brava y todo es de mi gusto.

Pidamos ahora la moza. Y quiera el cielo que no nos la concedan. Hoy vengo a rogaras. Pero por Dios que yo seria bien falso amigo si antes no os advirtiera lo que cumple en este trance. Y con todas sus prendas, la quiere. Gracias por el regalo. Fuerte es la moza y bien tajado el mancebo. Saluda al cortejo de bodas que viene por la platea y sale: El cortejo sube al tablado. Trenzan una danza de cintas y figuras. Hacen la despedida, entre risas y abrazos. Al fondo, por una ventana, se ve la cabeza del caballo rumiando en el pesebre.

Limpia su espada en el mantel y vuelve los ojos airado alrededor. Se dirige al gato, que se supone al otro lado. Se oyen unos maullidos estridentes y vuelve a entrar con el gato ensartado en la espada. Lo tira contra el suelo. Se oye en el patio el relincho del caballo.

Le suelta un pistoletazo. El caballo cae redondo. Vuelve a mirar a todos lados con furia. Fija los ojos en ella y dice reposadamente: Corre y vuelve con aguamanil y toalla. Dadme ahora la cena. Le sirve, prodigando sonrisas. Que si no, con el enojo que tengo, otro tanto os hubiera hecho a vos como al caballo. Se apresura a Levantarla y ponerla en su lugar. La MOZA se vuelve aterrada imponiendo silencio en todas direcciones. Queda el teatro a oscuras un momento. Canta el gallo del alba y empieza a amanecer.

Por mi fe que es sospechoso tanto silencio. Hice luego lo mismo con el gato. Y juntos tendremos muy buena vida. Si yo pudiera hacer lo mismo con la madre Y que el cielo os ayude. Canta el gallo en el corral. Se remanga los brazos esperando tranquila. Pero tarde os acordasteis, marido. Saluda a lo cortesano con profunda reverencia.

Nobles mujeres de Florencia: El esposo abandonaba cobardemente a la esposa: A esto respondo que para el amor hay edades buenas y menos buenas, pero ninguna mala. Miraba pasmado el mozo la belleza del mundo que se le presentaba por primera vez, y todas sus preguntas dormidas se despertaban de pronto: Pero camina y no vuelvas la cabeza, hijo.

Cornudo, apaleado y contento. A un lado, el lecho con baldaquino; al otro, la puerta. Gracias, querida; dicen que los celos son prenda de buen amor.

Llaman a la puerta. Eres tan prodigiosamente inteligente que siempre dices lo que yo estoy pensando. Diez mil escudos bien valen una noche. Las esposas y los maridos no solemos tener la misma idea del valor de una noche. Le tiende la capa. Y no tengas miedo en mi ausencia: Hace una noche deliciosa. Pero siento que no voy a poder dormir: Y no quisiera tener por gentileza lo que se ha de conquistar en buena ley. Sale pesadamente y cierra la puerta. La mira y suspira nuevamente.

Jaque a la dama y ya escucho. Por fin todos quedaron de acuerdo en una cosa: Despierto pensaba en ella: Desdichadamente estaba casada con un rico mercader. Se levanta repentinamente derribando las piezas. Y una noche vuestra bien vale una vida. Alza los brazos desesperada. Os he ofrecido mi vida. Lloro por mi honra ya perdida. Suena un aldabonazo abajo.

Ahora lo veo claro: De sobra sabes que mi favorito es el mismo que el tuyo: Que tu intendente, tu amigo y hermano, es un miserable impostor: Comprendo que es terrible tener que decir esto, pero te juro que lo hago por tu bien y para tranquilidad de los dos. Se lo pone, urgente y torpe, ayudado por ella.

Y no hables una palabra: Pero esos cabellos tan cortos Va resueltamente a abrirlo. Ella lanza un grito de espanto. Ahora reza y espera. Toma un apagavelas y comienza tranquilamente a matar luces. Si no he calculado mal, falta media hora larga. Entretanto, por favor, sopla ese candelabro. Se apagan todas las luces. Veo pupilas que me acechan. Me parece que llevo un siglo esperando. De pronto vuelve a escuchar. La medianoche en Santo Domingo. EGANO se cubre nuevamente el rostro y vuelve al centro de la escena.

Se oye tres veces el canto del cuco. EGANO la muestra en alto y silba afirmando. EGANO abre y se retira pudoroso. Consultado el 7 de diciembre de Archivado desde el original el 22 de mayo de Consultado el 10 de diciembre de Archivado desde el original el 21 de febrero de Archivado desde el original el 24 de junio de Consultado el 11 de diciembre de Dupont; Gokel, George W.

Archivado desde el original el 18 de mayo de Consultado el 16 de diciembre de Archivado desde el original el 19 de abril de Consultado el 14 de septiembre de Journal of Applied Physics Journal of Chemical Physics 59 Archivado desde el original el 18 de octubre de Consultado el 18 de diciembre de Universidad Nacional Abierta ya Distancia. Archivado desde el original el 3 de enero de Consultado el 3 de enero de Archivado desde el original el 11 de enero de Asimov's new guide to science 4.

Consultado el 12 de octubre de The Harvard University Gazette. Consultado el 26 de abril de Consultado el 14 de enero de Consultado el 20 de enero de Archivado desde el original el 7 de julio de Consultado el 5 de julio de Basilevsky et al University of Arizona Press.

Consultado el 18 de enero de Consultado el 3 de abril de Milwaukee School of Engineering. Archivado desde el original el 9 de junio de Consultado el 10 de agosto de Consultado el 21 de enero de Consultado el 28 de septiembre de Consultado el 25 de enero de Archivado desde el original el 19 de enero de Understanding the Earth System: Consultado el 13 de mayo de El ciclo de agua.

Universidad Complutense de Madrid. Archivado desde el original el 21 de octubre de Consultado el 31 de enero de Consultado el 26 de agosto de Publicado en Nature Geoscience el 16 noviembre de Consultado el 15 de noviembre de Consultado el 7 de febrero de Archivado desde el original el 30 de enero de Consultado el 25 de febrero de Archivado desde el original el 1 de abril de Consultado el 20 de abril de Consultado el 26 de febrero de Consultado el 27 de febrero de Archivado desde el original el 25 de junio de Las ciencias del mar: Consultado el 2 de marzo de Archivado desde el original el 30 de diciembre de Consultado el 5 de marzo de Archivado desde el original el 15 de abril de Archivado desde el original el 14 de abril de Consultado el 29 de enero de Archivado desde el original el 13 de junio de Archivado desde el original el 11 de marzo de Consultado el 10 de marzo de Instituto de Ciencias del Mar.

Consultado el 11 de marzo de Consultado el 17 de marzo de Archivado desde el original el 2 de septiembre de Consultado el 18 de marzo de Recommended Dietary Allowances, revised Archivado desde el original el 3 de febrero de


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.