Imperial Cleaning

Gerardo Diego

Por eso no alarman. Amigos de la tierra, hagan su tarea, embolsen los desperdicios

Datos personales

Buscar este blog

Yo conozco tu rancho: Si eres fea ya tienes esa suerte: No hay leyes para ti desde que hay clases Ciega, impasible muerte de tu boca. La gloria de tu aliento ya no evoca calientes rosas de esta tierra dura, sino la sombra y soledad futura de tus labios de mar. Tendida en la madrugada, la firme guitarra espera: El son del querer maduro, tu son entero; el del abierto futuro, tu son entero; el del pie por sobre el muro, tu son entero.

Siente que la traspasan las miradas y que se vuelve niebla entre los torpes brazos que intentan circundarla. Lo recuerdo como si fuera ahora: Cimbra, amor, tu silencio estremecido, dame tu boca, amor, que la he perdido, muere conmigo, amor, que ya estoy ciego.

En tus brazos de fieltro me someto al suplicio de tus besos de hielo. Repites los gestos conocidos y penetras mi cuerpo somnoliento. No tengo alma que vuele, cante o gima. Para el amor he muerto. Salgamos a la calle. Yo pienso en mi mujer: Pienso en ella, ciudad, y en el futuro nuestro: Tiembla la hojarasca a la espera del amante, como tiembla el olmo en la tormenta con cada embestida de viento; tiembla impaciente pero de pie espera.

Satisfecho -hijo del viento- descansas. De su arco invencible yo el juguete soy, pudiendo su tiro doblar el traidor. No oso acercar manos que tiemblan a la desnuda y yerma saudade de tu cuerpo. En soledad, sin hombres y sin dioses. Hijo del campo, del sol y del potrero El machete es tu arma de combate: No hay un grito de angustia en esos labios secos Ese gotear constante que se cala en los huesos y adormece la carne lastimada con su golpear intenso No hay un grito de angustia en esos labios yertos.

Eras luz y gavilla, plenitud en ti misma, rotunda como el mundo. Combando el cielo en olorosa tierra alza su nido el laborioso hornero, que convierte las pajas en lucero, y en miel, el barro que su pico aferra. Suenan los cantos del labriego; cava la tarda yunta el surco postrimero.

Su voz tristezas y consuelo vierte. Fina la piel, del lirio la blancura tiene el cuello, y una risa que perdura agoniza en la dulce boca inerte. Ojos marinos, bucles que despeina el viento: En noviembre Al fondo de esta tarde de tormenta Nada huye del sabor a duelo En las nubes que pasan. Yo estaba solo y miraba al mar con ojos ajenos. Mis ojos lloraban lentas gaviotas de pecho negro. De mar en mar se escuchaba el llanto del campanero.

Los dos quedamos al pie del mar que nunca sabremos: Ya nadie sabe quien soy y en cuanto soy, solo veo un mar que mira sin ver las hojas de un mar eterno. Como un impulso, y nadie sabe si lo proporcionan las hormigas, las nubes de la noche, las yeguas locas.

Como un enigma, y nadie sabe si le corresponde a Dios, al hombre , al polvo, resolverlo. Como un asombro, y nadie sabe si existe alguien para asombrarse, para ser feliz, para determinar las grandes desgracias.

Mira los aires, alma solitaria, alma triste que sola vas gimiendo. La cima es alta. Aleteante, temblorosa y blanca, te veo subir con retenido esfuerzo. Hoy llega el sol donde hasta ayer la luna. Llega la luna donde ayer el cierzo. Al fin la muerte con la luz ya se muerto. Vida con vida, luz con luz amada, y cielo, humano, en el amor, con Cielo.

Bajar la luz de amor, la luz de vida lenta en los aires minuciosos siento. Fundida luz de Dios con luz del alma. Si por causalidad encuentras esta nota borrosa, que alguien te lea lo que dice.

Iglesia de puntiagudas torres, asiduos concurrentes a catedrales, adoradores en ambientes seguros, arrodillados en las bancas, en sus oraciones imbuidos. Cabezas inclinadas, mirando a sus empalmadas manos. La cosecha no quemada se convierte en combustible para alimentar la guerra que otro inicia.

Mas tierra muerta, y tumbas por doquier Padres voluntarios de nuestra vecindad, patrocinadores de los que limpian nuestros caminos en los fines de semana. Amigos de la tierra, hagan su tarea, embolsen los desperdicios Y no hay viso de socorro que de esperanza para los que luchan contra la mugre y lanzan gritos de dolor.

Las manos siempre extendidas para socorrer a las madres de la asistencia social, con sus migajas de ayuda. Hermandad de la boca para afuera, amasadores de fortunas, hacedores de nobles acciones. Pretensiones de los bien habidos, moviendo solo la espuma de la realidad y que ellos mismos camuflan, con sus miserables acciones de caridad.

Y la despiadada verdad anula nuestros sentidos, nos hace entender que la "buena gente" nada hace Pues no, que es el poeta autor de esta letrilla. Imaginar que no hay salida en tu descenso a los Infiernos, hilo que te asegure regresar. Porque veo algo terrible en tu forma de lanzarte a la vida. No se sostiene en nada, no sirve para nada. No lo sabes, pero repites lo que significan las palabras del asesino en Macbeth al aceptar matar a Banquo: Hojas o llamas, fuegos diminutos, resol, crisol del soto oscuro cuando amanece lento.

Mis poemas no eran. Clara como la boca del cristal en el agua, tierna como las nubes que atraviesan el trigo por los lados de mayo. Dulce como los ojos dorados de la abeja; nerviosa como el viaje primero de la alondra. Rezabas en silencio como una margarita. Recuerdo aquella tarde cuando quise besarte. Escuchamos de pronto la carreta profunda que atraviesa los prados con su carga de junio. Toda mi ropa huele a cuando estabas. Si arrimo mi nariz al hombro o a la manga, te respiro. Al ponerme la chaqueta, en la solapa, y en el cuello de un jersey que no abriga.

Por mucho que la lave, mi ropa lo conserva: Cuando sepas hallar una sonrisa en la gota sutil que se rezuma de las porosas piedras, en la bruma, en el sol, en el ave y en la brisa;. Y debes tratarlo como a un poderoso desconocido, debes pedir permiso para conocerlo y ser conocido. No es muy grande la ventaja que tu calidad mejora: Era un camino negro.

Era su canto una lenta Estaba herido, apabullado, y oscilaba entre la angustia del silencio pavoroso y el anonadado estadio del dolor. Los pillos un burro prieto Listo de un todo 'llevaron, Y de carne lo cargaron Sin desollar por completo.

Gacela de la muerte La piedra intacta se yergue en nudo negro de grasa y sangre. En el siglo IX, los rus pusieron en marcha la ruta comercial del Volga , que conectaba el norte de Rusia con Oriente Medio. En Lisboa los cronistas hablan de una escuadra compuesta por 53 bajeles. Durante el reinado de Alfonso III de Asturias , los vikingos llegaron a cortar las comunicaciones navales con el resto de Europa. En el obispo Sisnando de Santiago de Compostela fue asesinado y el monasterio de Curtis saqueado, teniendo que tomarse medidas para defender la ciudad interior de Lugo.

No se sabe con certeza la causa o causas que terminaron con los ataques vikingos. Las corrientes lo arrastraron hacia el cabo Farewell , al sur de la isla. Los knarres eran barcos veleros de casco corto y amplio, lentos pero de gran capacidad. Los drakkar eran embarcaciones largas, estrechas, livianas y con poco calado , con remos en casi toda la longitud del casco. Casi todos los drakkar eran construidos sin utilizar cuadernas. Durante la Era Vikinga , Escandinavia fue escenario de numerosas guerras.

Hasta la segunda mitad de la Era Vikinga no se puede hablar de verdaderos reyes locales, ni de estados definidos. En el imaginario popular, los vikingos han creado un estereotipo usualmente aplicado para describir a los escandinavos.

Se trata de personas rubias o pelirrojas, de gran altura, piel y ojos claros. De Wikipedia, la enciclopedia libre. Reinos vikingos de Dinamarca. En apoyo a brigadistas, rescatistas y voluntariado se permite el acceso con bicicletas en toda la Red. Hasta las 5 am del sep: El Locatel actualiza la lista de personas hospitalizadas en la Cruz Roja de Polanco. Los rescatistas trabajan para evitar que el edificio del colegio Enrique Rebsamen se colapse.

Crece a 74 la cifra de muertos en Morelos por sismo. Ya van muertos por el sismo en la CdMx: En la unidad habitacional de Tlalpan reportaron a tres personas sin vida y una con vida.

Terminan labores de rescate en edificio de la Condesa. Rescataron cuerpo sin vida. Cantan el himno nacional y el cielito lindo. Hemos habilitado albergues en donde puedes recibir comida y refugio. Los diputados de Coahuila acuerdan donar su suelo para apoyar a damnificados.

El servicio es gratuito en todas nuestras estaciones del sistema pic. Hay sucursales bancarias cerradas por el sismo: Apoyemos a nuestros hermanos afectados. Cuarenta especialistas de Tampico parten a CdMx.

124 Replies to “30 minutos de chicos tragando leche…”

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.