Imperial Cleaning

Instituto de Idiomas

Cuando llegaron empezaban a sonar las 11 en el reloj del templo parroquial.

Bienes reservados de la mujer casada.

Artículos relacionados

Sus novelas se destacan por la sensualidad en sus descripciones. Zora Neale Hurston Sus cuatro mil millones de novelas vendidas conforman una cifra solamente equiparable con la de William Shakespeare, habiendo sido traducidas a aproximadamente cien idiomas.

De la primera, Eres una aventurera, se vendieron La mexicana Laura Esquivel , autora del sonado best-seller Como agua para chocolate. Otra mexicana destacada es Elena Poniatowska , escritora, activista y periodista cuya obra ha sido distinguida con numerosos premios, entre ellos el Premio Cervantes En le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura.

En sus obras, Morrison habla de la vida de la gente de color, en especial de las mujeres, y ensalza a esa comunidad. Su novela Beloved que relata la historia de una esclava que encuentra la libertad, para descubrir que hay distintas formas de esclavitud posibles, le hizo acreedora al Pulitzer.

Como escritora, con sus doce libros ha vendido veinte millones de copias en todo el mundo; como periodista obtuvo un gran prestigio internacional, en especial gracias a sus entrevistas a personajes famosos.

Sus obras han sido traducidas a diversos idiomas. Grazia Deledda Sigrid Undset Pearl Buck Wislawa Szymborska Ir al contenido principal. Ir al contenido secundario. Anne, Emily y Charlotte Bronte, pintadas por su hermano Branwell.

Una cosa es el cuidado; otra muy diferente es la vigilancia. A todos los hombres nos gusta que una mujer nos cuide, pero no que nos ande cuidando Llevaba consigo un voluminoso mamotreto.

Le dijo al encargado: La respuesta es un sofisma. El bien no la requiere nunca. Un tipo le dijo a otro: Tres monjitas, sor Bette, sor Dina y sor Teo llegaron al mismo tiempo al Cielo. Lord Feebledick era conservador.

En cambio lady Loosebloomers, su esposa, era liberal, y hasta algo socialista. No se nos da mucho eso de andar a las patadas con gente que ni conocemos.

Accedo a tu solicitud. Dijo una en voz baja: Replica el hombre, adusto: Que una cuba ebria, se entiende. Entraron en un bar un cura, una monjita, un rabino, una rubia, un vaquero, un pato, un cocodrilo, un perico y un elefante rosa. Los mira el cantinero y les pregunta con enojo: La verdad sea dicha: A la pobreza no se le puede pedir moralidad. La necesidad carece de ley. La tiene, en efecto. Ciertamente es cierto lo que dijo Horacio: De la pobreza derivan muchos males, entre ellos el crimen, la ignorancia, la insalubridad.

Narra un chascarrillo final y luego pasa a retirarte como los merolicos de las ferias o de las esquinas. Todas las mujeres son La Mujer, pues en todas reside ese misterio que va con las dadoras de la vida.

En suma, la eternidad del eterno femenino. No tiene 80, ni 20 ni Es intemporal, y no tiene ninguno: Yo nunca la he visto, y sin embargo la amo desde que la vi. No pudo hacer tal cosa: Tal es el nombre de una sierpe venenosa. Intervino en ese momento el fornicario. Le dijo a don Astasio: Sus reflexiones, sin embargo, con todo lo acertadas que puedan ser, no lo eximen del cumplimiento de sus deberes ciudadanos. Recordaba la hora en que lo supo: Dios, se dijo, pasa de padres a hijos, como el reloj del abuelo o las recetas de cocina de la abuela.

Entre los asistentes a su cantamisa estaba aquella muchacha, hija de una amiga de su madre. Luego, con el tiempo, vino esa enemiga solapada: Lo llevaron al hospital. Pepito se vuelve hacia sus amigos y les dice cariacontecido: Pero sucede que no vivimos en todas partes: Aquellos casados, nuevos ricos, estrenaron residencia grande.

Le dijo Astatrasio a su camarada: Babalucas fue al cine. En el momento en que se iba a quedar sin nada encima pasaba un tren que la ocultaba a la vista de los espectadores. Dijo Pepito de repente: El permiso no te lo puedo dar, pero voy a ayudarte: El paisaje estaba lleno de bellezas: Regresa Babalucas a su casa e informa a su mujer: Paso que en tu iglesia toque un conjunto de rock en vez de un organista.

Eso es lo que les gusta a los muchachos. Paso que chicas bonitas en minifalda sean las que recogen las limosnas. La frase es de Vespasiano, emperador de los romanos. Necesitaba mucho dinero para mantener el lujo de su corte y el pesado aparato administrativo del imperio. Pero se equivocaba Vespasiano. Ni siquiera se recatan; no disimulan su medro ni lo esconden.

Ya no son otra cosa que ladrones. Bien vestidos, pero ladrones al fin y al cabo Responde el de la farmacia: Los dos cazadores salieron en busca de palomas de ala blanca. Repetidas veces he escuchado algo que me alarma. Llegaron los dos, en efecto, a la casa de Astatrasio. Su mujer, obvio es decirlo, estaba hecha un obelisco. Bucolio, labriego campesino, le dijo con cierta envidia a su compadre Eglogio: Para que sus moradores entren tiene que salirse el sol.

No cabe en ellas ni una duda. Toda persona tiene derecho a vivir en una casa digna, no en un chiribitil. El dato me parece exagerado, pero en fin Todas las pesquisas fueron infructuosas: La hija mayor fue a abrir. El que estaba en la puerta era su padre. Vivo ahora en un deslumbramiento permanente.

Admiro con igual mirada los prodigios hechos por los hombres: Miss Peeny Senvy, feminista de las de antes, daba una conferencia. Avidia, mujer joven, le dijo a una amiga: Si las cosas son como usted dice, entonces va a encuerdar el reloj. El conserje del teatro fue con el gerente. Quiso saber el galeno: El tipo se lo trajo.

La que necesita tratamiento es usted: La famosa actriz de telenovelas fue a confesarse con el padre Arsilio. Hizo el amor con ella dos, tres veces. La verdad es que la hacienda mexicana era una entidad altamente productiva.

Ahora cientos de miles de campesinos viven de milagro, por no decir que de limosna. Una linda chica y un apuesto muchacho. Llegaron a una isla desierta. En la cantina disputaban dos borrachos. Le dijo uno a otro: El conejito y la conejita se dispusieron a salir: La justicia se politiza.

Le dijo al funcionario: Fueron al departamento del tipo: En el vestidor del club, dos chicas se preparaban para ir a su clase de tenis. Pepito era boy scout. En el sepelio de la comadre, el compadre lloraba desgarradoramente. Cierta noche quiso hacerle el amor. Un hombre paseaba por una playa solitaria. Le dijo la sonorosa voz: El sujeto, asustado, se detuvo. Le dijo la voz, otra vez con una sola palabra: Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne, le dijo a un amigo: Con tono de reproche le dijo entonces el muchacho: Simplemente me dirijo a cada una de las partes de su cuerpo.

Afrodisio, hombre salaz, estaba en el hospital, vendado de la cabeza a los pies cual momia egipcia. Hubo un encuentro de obispos en un hotel de la ciudad. El oso polar le dijo muy enojado a su hembra: Todas las noches Pepito rezaba devotamente sus oraciones antes de acostarse. Y una noche dijo Pepito al rezar: Cuando llegaron empezaban a sonar las 11 en el reloj del templo parroquial.

Vengo con dos amigos. Llorosa le dijo la mujer: En una solitaria playa se hallaba un hombre joven tomando el sol en peletier, vale decir sin nada encima.

Ellas se acercaron y lo observaron con detenimiento. En el momento del amor la esposa del gran jefe de los pieles rojas le dijo a su consorte: El obispo iba a llegar al pueblo en visita pastoral. Al terminar el trance le dijo: De los tres principales: Reafirmo mi postura en el sentido de que no debe haber diputados y senadores que no hayan sido electos en las urnas por los ciudadanos. Rosilita le dijo a Pepito: Le dijo a Rosilita: Las dos parejas fueron a pasar su luna de miel en el mismo hotel de playa.

Le dijo a su mujer: Triste, muy triste fue, e indignante, haber visto coches estacionados al pie del asta de la bandera nacional. Augurio Malsinado es un perdedor nato. Opuso la que llamaba: Fue a una casa de mala nota y todas las mujeres le dijeron: Se le vio tranquilo, relajado, con dominio absoluto de la escena. Entonces no lo pusiste en su lugar, insensata; lo pusiste en el tuyo Es bueno que haya desaparecido toda esa pompa y esa circunstancia.

Suena como frase de informe presidencial En la feria del pueblo soltaron una marranita ensebada. Pirulina le vio la correspondiente parte y dijo: Preparativos de la boda: Ni los mayores villanos de la pantalla -Edward G. Empieza hoy septiembre, el mes de la Patria. Eso quiere decir que no le cabe culpa en las perversidades de sus malos hijos, y que tiene al mismo tiempo la fortaleza de los diamantes, y su luz. Decir esto no es patrioterismo. No vine a confesarme. Le dijo un hombre joven a su padre: Le dijo a su esposa: Nuestro personal se encarga de su cuidado y su mantenimiento.

Pasaremos el verano en mi quinta de la Toscana, y el invierno en mi isla privada en las Baleares. A la hora de la hora se apretaba. La mujer de Capronio, sujeto ruin y desconsiderado, se quejaba de la frialdad de su consorte. No creo que nadie pueda lanzarla, sobre todo cuando se habla de culpas de la carne.

De la cintura para arriba todos somos santos. El noveno mandamiento es el que dice: El sujeto, sin embargo, no era zurdo. Hay en ese relato un juego de palabras. Era de raza negra este hombre. Lo balearon unos muchachos de buena sociedad enemigos de su dictadura. Don Cucoldo hizo un viaje de negocios.

La verdad, me gusta sentir el afecto de la gente. Esto de ser juglar itinerante tiene sus recompensas. Una de ellas es recibir tales muestras de afecto. Nadie se alarme ni se exalte nadie. Culichi para el hombre, culichi para la mujer.

En la mujer pega mejor: El modo de hablar de los culichis es sabroso. Si alguien te pregunta muy serio: Las urracas son cachoras. Y escuchen esta frase: Y va de cuento. Eso quiere decir que trabajaba en el zumbido, en la zona de tolerancia. Tampoco se exalte nadie, ni se alarme, por el uso de ese diminutivo. A la misma especie pertenecen ambos: El purista es un puritano del lenguaje; el puritano es un purista de la moralidad.

Era viernes por la noche. Al llegar a su domicilio -eran las 11 de la noche- no vio a su mujer. Pemex ha sido siempre una fuente de corruptelas. Dos borrachines se contaban sus vidas uno al otro. Al despedirse del inexperto galancete le dijo Susiflor: Lo acusaba de haber abusado de ella. Los escoceses, ya se sabe, tienen fama de avaros, cicateros, agarrados. La denunciante le dijo al juez: Dos viboritas estaban platicando en lo alto de una colina desde la cual se dominaba todo el panorama.

Contrariamente a eso Claudio X. Al punto dijo el individuo: Los novios le dijeron al buen Padre Arsilio: Cierto predicador le dijo a Groucho Marx: Quien esto escribe no es un inmoralista como Gide. Carece del talento necesario para serlo. Los diputados y senadores no electos deben desaparecer de plano, todos. Ni un solo senador o diputado debe haber que no haya sido electo por los ciudadanos. Le dice el cura a la monjita: Se resisten los cenetistas a ser evaluados, pues saben bien que no pueden pasar ninguna prueba.

Es hora ya de poner un alto a esos abusos. Terminada la jornada, y antes de que los rayos del Sol los hiciera peligrar, se reunieron a dilucidar la apuesta. Estaba comprometido ya para casarse. Le dijo el padre, hombre machista: Si esta misma noche le haces el amor a tu novia, es que eres un hombre.

En ese caso debo ser una ratota. Hombre bueno es Roberto, hombre de bien. Fue un excelente alcalde de Saltillo, diputado a la legislatura local y secretario general de Gobierno. Cuando se vio obligado a dejar el poder lo hizo con serenidad, sin amarguras ni rencores. En estos tiempos -y en todos- eso vale mucho. Hubo un pleito en la boda. Hoy quiero hablar del silbidito.

Pero hoy no quiero hablar de cosas de hoy, sino de ayer. Lo que me cuesta trabajo es hacer un esfuerzo de realidad. Se recarga en el poste con actitud estudiada, entre elegante y displicente. Cruza la pierna derecha sobre la izquierda, y el pie de esa pierna lo pone de punta sobre el suelo. Ya son las 8 y cuarto de la noche y ella no aparece. La cita era a las 8. Las mujeres y la felicidad siempre se hacen esperar.

Menú de navegación

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.